El secreto del cachopo

91 559 99 57
El secreto del cachopo

Tener un restaurante de cocina tradicional asturiana en el centro de Madrid es la mejor manera de asegurarse de que el día que se quiera uno podrá darse un buen festín. Aquellos amantes de los productos de primera calidad preparados de forma exquisita encontrarán en esta gastronomía una referencia. La geografía asturiana hace que esta pequeña comunidad cuente con pescados de primera a la vez que con una de las mejores ofertas en ternera del país. Por ello no es raro que desde hace unos años uno de sus platos con más éxito sea el cachopo.

Aquellos que piensan que el cachopo no es más que una variante sobrevalorada de los flamenquines o san jacobos es que nunca han probado un cachopo en condiciones. Es cierto que esta preparación es hermana de las que se citan, pero el cocinero que el siglo pasado hizo el primer cachopo quiso ir un poco más allá. Rellenó dos filetes de ternera de primera calidad con jamón serrano, jamón york, espárragos y frixuelo (creps asturianas), después lo rebozó y lo servía con una salsa realizada con caldo de conejo y pollo. Esta preparación en total pesaba un kilo y medio.

Si bien este es el origen los cachopos que a día de hoy se pueden probar en los restaurante de cocina tradicional asturiana en el centro de Madrid tiene un sin fin de variables. Los hay con multitud de rellenos y acompañantes, eso sí hay algo que no varía: las dimensiones. Para que un cachopo sea apodado con este nombre debe ser muy grande.

Si quieres deleitarte con este plato contundente y sabroso reserva ya tu mesa en El Escarpín.